foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
Bienvenidos a Green Tour Magazine


Edición N° 2

Arroyo Mburicao

Leer mas

Edición N° 8

Energía renovable

Leer mas

Edición N° 7

Expo Green IV Edición

Leer mas

Edición N° 6

Guacamayos

Leer mas

Xi Jinping prometió que las vacunas desarrolladas en China contra el coronavirus estarán disponibles como un “bien público global”

 

El mandatario chino, Xi Jinping, anunció este lunes que las vacunas desarrolladas en China contra el coronavirus estarán disponibles para el resto del mundo como un “bien público” en caso de tener éxito contra la enfermedad.

El presidente, uno de los primeros oradores de la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aseguró que Beijing ha colaborado plenamente con la entidad, en respuesta a las críticas por su manejo del brote y los intentos de acallar las primeras denuncias sobre el virus. Según sostuvo, China fue “siempre” transparente sobre la evolución de la crisis sanitaria y se mostró dispuesto a una “evaluación completa”, pero reiteró que sería una vez que la pandemia esté controlada.

Xi pidió a los líderes del mundo a aumentar el apoyo político y financiero a la OMS y un mayor compromiso, en alusión a los anuncios del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre la suspensión de fondos que Washington aporta.

Tarde o temprano la humanidad vencerá al coronavirus”, alentó Xi, pero advirtió que es probable que no sea la última emergencia de salud, por lo que remarcó la importancia de reforzar la gobernanza global en el ámbito de la salud pública. “La solidaridad y cooperación son las armas más poderosas para vencer al virus”, insistió.

El mandatario también prometió una asistencia valuada en 2.000 millones de dólares para los países más afectados en los próximos dos años, en especial a aquellos en vías de desarrollo, y dijo que China instalará un depósito y hub de respuesta global, para garantizar la cadena de abastecimiento de los insumos de primera necesidad, con “corredores verdes” para facilitar su distribución. Además, dijo que trabajará con los países del G-20 para implementar una iniciativa de suspensión de deudas a los países más pobres.

En la asamblea, realizada por teleconferencia, también participó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. “La OMS es irreemplazable y necesita más recursos. Los países del Norte no podrán acabar con el covid-19 si los países del Sur no logran controlarla”, advirtió.

Por su parte, Emmanuel Macron y Moon Jae-in, mandatarios de Francia y Corea del Sur, respectivamente, solicitaron que las vacunas y los tratamientos sean distribuidos libremente. Días atrás, el gobierno francés criticó el anuncio del gigante farmacéutico francés Sanofi de que dará prioridad a Estados Unidos en caso de hallar una vacuna contra la covid-19.

Con más de 7.000 empleados presentes en 150 países, la OMS es una de las principales agencias de Naciones Unidas. Lleva a cabo numerosas campañas de salud pública -maternidad, higiene, vacunación, formación, acceso al agua, prevención de enfermedades-, promueve el desarrollo de los sistemas de salud y una cobertura sanitaria universal, interviene sobre el terreno, asesora a los Estados en sus políticas sanitarias y coordina la respuesta en caso de epidemias.

La OMS está financiada por sus Estados miembros, que contribuyen en función de su riqueza, además de con aportes voluntarios, pero también, cada vez más, por donaciones de particulares y fundaciones privadas. La OMS busca financiación sin cesar. Su presupuesto, bianual, fue de 5.620 millones de dólares (5.100 millones de euros) para 2018 y 2019, es decir, el equivalente del 2,5% de los gastos anuales de salud de Francia. El presidente estadounidense, Donald Trump, que acusa a la OMS de actuar a expensas de China, anunció a mediados de abril que suspendía la financiación de Estados Unidos, principal donante de la agencia, por delante de la Fundación Bill & Melinda Gates, con más de 500 millones de dólares.

CHINA RECONOCE HABER DESTRUIDO MUESTRAS DE CORONAVIRUS EN LA ETAPA INCIPIENTE.

El supervisor de la división de Ciencia Educación de la Comisión Nacional de Salud de China , Liu Dengfeng, reconoció que el Gobierno chino emitió una orden el 3 de enero para eliminar nuevas muestras de coronavirus en la primera etapa, pero porque supuestamente se encontraban en instalaciones no calificadas para el manejo.

La eliminación se realizó supuestamente para “prevenir el riesgo para la seguridad biológica del laboratorio y prevenir desastres secundarios causados por patógenos no identificados”, a la vez de requerir requisitos claros sobre la recolección, el transporte, el uso experimental y la destrucción del patógeno para evitar posibles contratiempos o fugas, según sostuvo Dengfeng.

De la misma manera, aseguró que la medida se produjo después de que el nuevo coronavirus, ahora SARS-Cov-2 fuera clasificado como clase dos o altamente patógeno según las investigaciones y recomendaciones.

Así también, señaló que las leyes de salud de China estipulan que las instituciones que no cumplan con los requisitos para manejar tales muestras deben transferirlas a un depositario calificado para su custodio o destruirlas.

Desde los Estados Unidos acusan que la decisión fue un intento de encubrir el alcance del brote y acusó a China de censurar la investigación sobre el coronavirus y de intentar influir en los esfuerzos internacionales para combatir la enfermedad.

“El Partido Comunista Chino trató de suprimir información sobre este virus, sobre dónde comenzó, cómo comenzó, cómo se transmitía de humano a humano, de hecho empleó a la Organización Mundial de la Salud para promover esa historia”, expresó el secretario de los Estados Unidos, Mike Pompeo, a una radio cristiana.

Hasta el momento, no se tienen evidencias para respaldar que la pandemia del coronavirus comenzó por un accidente de laboratorio en el instituto de Virología de Wuhan, mientras que la teoría inicial sigue siendo la trasmisión zoonótica (entre animales y humanos), según informó el medio Newsweek .

Diferentes investigaciones de agencias de inteligencia sostienen que Beijing ocultó información y se negó a ayudar a otros países a preparar una vacuna, en tanto que revelan que Xi Jinping pidió personalmente al director de la Organización Mundial de la Salud que ocultara información sobre el coronavirus.

 Fuente: Entorno Inteligente.

 
 
Coronavirus: Italia pone fin a la cuarentena y abren bares, restaurantes y peluquerías.
 
 

Las medidas apuntan a salvar la economía del país que está sufriendo la peor crisis desde el final de la Segunda Guerra Mundial y convivir con el virus de manera tal que se pueda enfrentar exitosamente una segunda goleada de la pandemia que muchos pronostican.

Las noticias son hasta hora buenas por el lado de la epidemia de coronavirus​. Dos semanas después de iniciada la Fase 2 de reapertura de la vida social y las actividades productivas, los controles sanitarios no denuncian la aparición de ningún nuevo brote infectivo y en todo el país la peste que vino de China va disminuyendo. En once regiónes no se registran casi contagios y muertos. Solo Umbria y Molise, con niveles muy bajos de contaminación, han aumentado ligeramente y están bajo la lupa. Lombardía, la region más rica y castigada, con capital en Milán, parece al reparo, pero es la más vigilada por las curvas científicas que se entrecruzan y miden la marcha de la pandemia.

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, dijo que este es el momento de dar el gran paso, con un “riesgo calculado”. Desde el lunes se agregan a la vida social los sectores de mediano riesgo, en particular bares, restaurantes y peluquerías, hasta ahora cerradas por temor a que los contactos humanos arruinen lo que se ha ganado desde que el 3 de marzo cuando se implantó la cuarentena total, en un país que ha sumado más de 230 mil contagiados, de los cuales quedan activos unos 70 mil, más 32 mil muertos.

Las medidas apuntan en una dirección. Salvar la economía del país que está sufriendo la peor crisis desde el final de la Segunda Guerra Mundial y “convivir con el virus” de manera tal que se pueda enfrentar exitosamente una segunda oleada de la pandemia que muchos pronostican.

Hoy lunes es la fecha final de la cuarentena que rige desde el 3 de marzo, cuando la pandemia convirtió a Italia en el país más castigado de Europa. Se podrá ir a tomar el capuchino al bar y almorzar o cenar en el restaurante. Tomarse un helado con un amigo y visitar los cientos de miles de negocios que deben abrir sus puertas en toda Italia para comprar ropa, zapatos y todo lo demás.

Los católicos asistirán de nuevo a las misas públicas en las parroquias. El Papa oficiará la liturgia en la basílica de San Pedro, que parece lustrada tras dos meses cerrada, ante feligreses disciplinados en el uso de los barbijos y las distancias de seguridad. También reabrirán los Museos Vaticanos.

La curiosidad general se concentrará no en las mercaderías sino en el espectáculo del cambio vistoso que mostrarán los negocios. En el arreglo entre el gobierno y las regiones se acortó a un metro (antes era por lo menos el doble), la distancia de seguridad en bares y restaurantes. En las peluquerías la clientela entrará con la reserva hecha y en muchos casos ya pagada por pedido desesperado de los dueños que se quedaron dos meses sin réditos.
Están listas las rígidas medidas de higiene y la capacidad de los locales quedará reducida por lo menos a la mitad. No se puede tomar nada en el mostrador, hay que sentarse en las mesas y moverse guardando las distancias. Al sentarse se podrá quitar la mascarilla, pero si vienen ganas de ir al baño habrá que calzarla como se debe.

La dura complejidad de las normas para impedir la contaminación ahuyentará a los clientes, que ya parecen pocos en un país despoblado de turistas, una fuente de enorme riqueza para la bella Italia. Un 27% de los comerciantes mantendrá cerrados sus negocios hasta que el panorama sea más claro. Un 62% abrirá y un 11% ya se rindió para siempre. En las peluquerías se podrá atender solo un cliente por vez, que hablará con su interlocutor mirándolo solo por el espejo. Nada de revistas y en el sector esteticistas están completamente “out” las saunas y los baños turcos. Esta área comercial en grave crisis abarca 140 mil negocios con 260 mil dependientes.
 
En las playas la distancia entre las sombrillas también ha sido acortada. Los italianos podrán viajar sin problemas a su casa en el mar o la montaña. La vigilancia será estrecha para mantener las distancias de seguridad y la higiene. El 25 de este mes podrán reabrir lo gimnasios y las piscinas. Regiones como Toscana y Piamonte postergarán una semana la apertura de bares y restaurantes, por temor al coronavirus. A mediados de junio se podrá ir al cine y al teatro.
Una buena parte de los italianos reconoce que tiene temor lanzarse a la Fase 2 mientras todos saben que el corona virus sigue allí, intacto aunque menos agresivo.

La discusión obsesiva de cuándo estará lista una bendita vacuna se va resolviendo paso a paso con realismo. “Nunca antes de un año”, dijo Marco Cavaleri, de la Agencia Europea del Fármaco. Aclaró que la institución cree que con realismo habrá que esperar un tiempo más largo.

La reapertura de las fronteras en junio apunta a recuperar al menos en parte el turismo perdido. Pero también contribuirá a salvar al sector agrícola, que sufría grandes problemas por falta de mano de obra. Ciento cincuenta mil rumanos polacos, búlgaros y de otros países europeos podrán entrar como todos los años y trabajar en las cosechas. La misma Comisión de la Unión Europea había hecho un pedido especial a Italia de que abriera “los corredores verdes de libre circulación”.
La apertura de las fronteras permite ir a otros países de la UE a los italianos, que no podrán trasladarse a naciones extra comunitarias. Pero hay un serio problema: Austria anunció el sábado que mantendrá cerrada su frontera con Italia, aunque ya las abrió con Alemania y Suiza.

Los franceses, a su vez, refunfuñaron con los italianos porque no los consultaron antes de hacer el anuncio. Y por ahora no dijeron que abrirán su frontera.
La crisis económica sin precedentes en la Italia republicana tiene un rostro muy oscuro en sus distintas facetas: el de los “invisibles”. Son los nuevos pobres que se han materializado en dos meses. Millones de personas sin trabajo o sin rédito. La lluvia de 55 mil millones de euros destinada a paliar la situación no durará muchos meses. Si todo va bien, Italia perderá casi un 10% de su riqueza nacional en 2020, recuperará un 6% en 2021 y se espera que en el tercer año logre estabilizarse, pero el proceso será muy doloroso para los “invisibles”. Ellos representan el riesgo de una crisis social inédita, que exige medidas de inversión y desarrollo urgentes.

Syvaub Broyer,economista de la agencia de la agencia Standard and Poor’s, sostiene: “La crisis cambiará nuestro modo de consumir y esto cambiará nuestras vidas”. “Para las empresas será un shock devastante y es muy difícil que el mundo del trabajo pueda reabsorber el contragolpe ocupacional madurado en unas pocas semanas antes que pase bastante tiempo”.
“Algunas empresas se harán obsoletas más rápidamente de lo que se pensaba”, agregó Broyer. “Esta crisis es diferente, el factor desencadenante es que no podemos sustituir el capital humano y la fuerza de trabajo que amenaza el corona virus”.
La característica única de esta crisis, “que ha interrumpido la más larga expansión d la economía mundial jamás registrada, obligará a repensar el modo en que producimos y consumimos” Según Broyer la única salida es que la misma crisis favorezca la transición hacia “una economía más sostenible y digital”.
 
 
 
 
 
ResponderReenviar
 
 
 
   
 
 
 
 
 
MUNICIPALIDAD ADVIERTE QUE LA PODA DE ÁRBOLES DEBE CONTAR CON PREVIA AUTORIZACIÓN MUNICIPAL
 


La Municipalidad de Asunción comunica a la ciudadanía que todas las podas de árboles requieren autorización previa para su realización, de otra manera serán pasibles de multas además de otras sanciones en el fuero penal y administrativo.

Las podas son cortes totales o parciales de ramas vivas o muertas de un árbol. En ese sentido se aclara que la poda se diferencia del destronque y la tala, ya que estos últimos tienen como finalidad destruir o provocar la muerte del árbol.  En cambio, la poda sirve para la revitalización y mantenimiento del mismo.

Las autorizaciones respecto a poda de árboles deben ser otorgadas en base a criterios normativos y técnicos vigentes, por la Unidad de Biodiversidad del Departamento de Recursos Naturales y Adecuación Ambiental de la Dirección General de Gestión Ambiental (DGGA) de la Comuna Capitalina.

Los árboles de la ciudad de Asunción están protegidos por la Ley 4928/14 “de Protección al Arbolado Urbano” y la Ordenanza 340/13 “Que establece acciones para la Protección de la Cobertura Arbórea de la ciudad de Asunción”.

La ordenanza establece, en su Art. 20º, Inc. G, que destruir o causar daños a un árbol y/o en caso de causar daños que impidan la recuperación del árbol, además de la multa prevista (50 jornales mínimos diarios, es decir 4.217.000 guaraníes) se deberá reponer con diez árboles por cada árbol dañado, que deberán ser cuidados hasta su completo desarrollo.

La masa arbórea de las ciudades como Asunción no requieren podas de carácter severo, es decir eliminar gran parte de la copa de los árboles, salvo casos excepcionales cuando el árbol se encuentre muy afectado por alguna enfermedad o condición.

SOLICITUDES DE AUTORIZACIÓN

Las solicitudes de autorización podrán realizarse a través de los Teléfonos de Atención al Ciudadano: 021 6273511, 021 6273514 y el 021 6273216, de 9 a 14 horas y por vía del servicio de mensajería instantánea WhatsApp al teléfono 0986128777.
En las solicitudes se deberán aclarar los siguientes datos:

•       Nombre del solicitante.

•       Dirección, Número de casa y Cuenta Corriente Catastral de la propiedad donde se encuentra el árbol a ser podado.

•       Especificación de si el árbol a ser podado se encuentra dentro de la propiedad o en dominio público (ejemplo: vereda).

•      Fotos donde se puedan apreciar un plano general del árbol y detalles específicos (afectaciones por insectos, ramas a ser podadas y posibles riesgos), que se pueden enviar si las solicitudes se envían vía WhatsApp.

Se reitera que todas las podas, ya sea dentro o fuera de la propiedad, deberán contar con autorización previa y ser realizadas según las especificaciones técnicas de la Autorización, emitida por la Unidad de Biodiversidad del Departamento de Recursos Naturales y Adecuación Ambiental, de la DGGA de la Municipalidad de Asunción.

Los procedimientos de poda deberán ser realizados por empresas o personas especializadas para esos trabajos, en concordancia con el Art. 7º de la Ordenanza 340/13, que dispone que “la buena conservación de los árboles ubicados dentro del dominio privado es responsabilidad de los propietarios, arrendatarios y poseedores a cualquier título de inmuebles urbanos y/o entidades públicas o privadas”.

La Poda no autorizada, la poda agresiva, la tala o destronque dentro las propiedades serán sancionadas severamente.

Para el retiro de los restos de poda, como ser ramas y hojas, se deberá solicitar los servicios especiales de la Dirección de Servicios Urbanos de la Municipalidad de Asunción, a través del WhatsApp 0985 853144.  Los solicitantes de este tipo de servicios deberán remitir foto de la Autorización de Poda brindada por la Dirección General de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Asunción.

Los propietarios que realizaron podas de árboles del interior de sus propiedades deberán encargarse de la correcta disposición final de los desechos generados.  No está permitida la obstrucción de las veredas con residuos orgánicos