foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
Bienvenidos a Green Tour Magazine


Edición N° 2

Arroyo Mburicao

Leer mas

Edición N° 8

Energía renovable

Leer mas

Edición N° 7

Expo Green IV Edición

Leer mas

Edición N° 6

Guacamayos

Leer mas

Jueves, 22 de agosto de 2019

Día del Folklore Paraguayo

El Paraguay es uno de los países con mayor tradición folclórica en el mundo. Posee un inmenso caudal de sabiduría popular, que pervive a través del tiempo, gracias a la memoria colectiva. Cada 22 de agosto se recuerda el “Día del Folklore paraguayo”.

Folklore o folclore (aceptada por la Real Academia Española) que abrevia de alguna forma al término (saber del pueblo) fue utilizada por primera vez por el arqueólogo inglés William John Thoms (1803-1885), que con el seudónimo de Ambrose Merton, según una publicación de la revista londinense “Athenaeum”, del 22 de agosto de 1846.

La palabra está compuesta por dos voces inglesas “folk” (pueblo) y “lore” (saber, ciencia), para definir al saber popular, los conocimientos, usos y costumbres transmitidos de generación en generación; en definitiva, lo que se transmite de boca en boca, que trasciende, se incorpora a nuestras costumbres y desconoce toda autoría.

La herencia cultural es lo que se denomina Folklore, que nos identifica como pueblo. Incluye también los conocimientos espirituales y materiales con aplicaciones prácticas en los distintos momentos de la vida de la comunidad. Es un factor de identidad nacional. Es anónimo, pero siempre vigente ya que perdura en la memoria popular.

Forman parte del Folklore, entre otros, los káso ñemombe’u como Perurima y Pychãichi, el arpa paraguaya, los mitos como el Jasy Jatere y el Luisõ, las leyendas como las de Ykua Bolaños y Ñandejára guasu, las supersticiones, los juegos, las religiosidades populares, las comidas típicas, el tereré, la medicina natural, algunas artesanías, danzas, la música y el ñe’enga.

También forman parte del folklore nacional: el Ñandutí; este bordado esta inspirado en la tela de araña (ñandutí significa telaraña en Guaraní) según la leyenda. Cuenta además con el aho-poí, tela rustica bordado por artesanas muy habilidosas; únicas en el mundo; quienes hoy en día, conquistan los mercados internacionales, con calidad y buen gusto.

Los bordados, la cerámica, los sombreros de paja (Piri), las esculturas de madera, la plata y el oro afiligranados; forman parte de la gran variedad existente en la artesanía local.

Las confecciones de prendas de vestir en cuero; además de las carteras, las botas “hechas a mano” son muy apreciados por propios y turistas que admiran a diario los puestos de venta locales y compitiendo también en el exterior en muestras.

Las comunidades indígenas elaboran arcos y flechas, collares de plumas y otros numerosos productos originales.

El arpa paraguaya y las guitarras brindan a la música típica el toque justo para escucharla y bailarla en los numerosos festivales.

La guarania, música nativa suave y romántica es ejecutada por un trío integrado por un arpista y dos guitarristas. La orquesta típica paraguaya está compuesta, además del trío básico, de algunos violinistas, de un doble bajo y de un acordeonista.

Dentro de su gastronomía; cuenta con el típico y delicioso “Asado”, (carnes asadas a la parrilla que contienen costillas y filetes de carne de vaca, como así también; trozos de pollo, cordero y cerdo); acompañado con ensaladas mixta y la infaltable mandioca.

Tampoco faltan las deliciosas comidas típicas como el Bori-Bori; Mbeyú; el chipa soo (chipa con carne molida con condimentos como relleno); el pastel mandi’ó y muchos otros.

Como bebida tradicional, está el tereré; (con infusión de remedios yuyos, agua fresca, yerba) para los días de calor; y el mate (infusión de remedios yuyos, agua hervida, yerba; para los días de frío.

La danza paraguaya en sus distintas manifestaciones (galopera, baile de la botella, solito, pericón, guyra-campana) forman parte de nuestro Folklore Nacional.

El Folclore del Paraguay es uno de los tesoros más grandes con que cuenta la nación. Es uno de los más valiosos y únicos del mundo.

Jueves, 22 de agosto de 2019

Premiación de los Colosos de la Tierra 2019

Durante una noche muy emotiva, realizaron la premiación de la 8va edición del concurso “Colosos de la Tierra”, que premia a los árboles más grandes del país.

El salón Bethesda de Rakiura Resort, en la ciudad de Luque, se vistió de gala el pasado miércoles 21 de agosto desde las 19:00 para recibir a más de 300 personas que asistieron al evento y fueron testigos de una noche única, donde los protagonistas fueron los árboles y las personas y comunidades que los protegen.

Se premiaron a los 5 árboles más grandes del Paraguay, además de la ganadora de la categoría “El árbol de la gente”, que se determinó a través de una votación en la página de Facebook de A Todo Pulmón, resultando ganadora con 3.385 votos, el Samu’u de Nueva Londres, postulado por Luján Ortiz Bertrand.

Por primera vez, también otorgaron galardones especiales en las categorías “Mejor recibimiento”, que se llevó la comunidad educativa de la localidad de Cacique Mayeto, del Chaco Paraguayo y se entregó un reconocimiento al “Primer Coloso Internacional” al postulante Romario Dohmann, de la provincia de Misiones, Argentina.

“Colosos de la Tierra” es un concurso anual que se originó en Paraguay, con la finalidad de generar conciencia en la población sobre la importancia de preservar los bosques nativos y el respeto hacia los árboles ancestrales, de manera a visibilizar a las comunidades, familias y personas que protegen a los Colosos de la Tierra.

La emoción más fuerte se mantuvo reservada para el final de la noche, cuando se develaron los 5 puestos principales y se premió a los postulantes de cada árbol.

Osvaldo Turlan, miembro del jurado y coordinador del equipo de medición, explicó que “durante la fiscalización de los colosos se midió la circunferencia del tronco tomada entre los 1,30 y 2,00 metros desde la base, además de obtener la altura total del árbol y la circunferencia de la copa.

Para calificar a los colosos otorgaron un valor a cada ítem medido, donde la circunferencia del tronco tuvo un valor del 40%, la altura 40% y la circunferencia de copa 20%.

 

Los flamantes ganadores del concurso Colosos de la Tierra 2019 son:

El puesto número 5 se lo llevó el Samu’u de Loma Plata, postulado por Cornelius Funk, que obtuvo un puntaje de 62,17, con una altura de 15,00 metros, 54,76 metros de circunferencia de copa y una circunferencia del tronco de 10,00 metros. Dicho coloso es el árbol más grande del Chaco.

El puesto número 4 se lo llevó el Timbó de Independencia, postulado por Dominica Paniagua, que obtuvo un puntaje de 70,57, con una altura de 38,00 metros, copa de 109,01 metros y una circunferencia del tronco de 4,84 metros.

El puesto número 3 se lo llevó el Guapo’y de Paso Horqueta, Concepción postulado por Ricardo Díaz, con un puntaje de 71,10, con una altura de 26,00 metros, copa de 120,56 metros y una circunferencia del tronco de 7,10 metros. Este coloso llama la atención por la enorme copa qué tiene, siendo la más prominente de esta edición del concurso.

El puesto número 2 se lo llevó el Timbó de Horqueta, postulado por Nelson Otero, que obtuvo un puntaje de 76,73, con una altura de 35,00 metros, copa de 104,98 metros y una circunferencia del tronco de 7,20 metros.

El puesto número 1, posicionándose como el árbol más grande del Paraguay en la 8va edición del Concurso “Colosos de la Tierra”, es el Yvyra Pytâ de Edelira, departamento de Itapúa, postulado por Fátima Hein, con un puntaje de 77,38, con una altura de 46,00 metros, circunferencia de copa de 65,86 metros y una circunferencia del tronco de 6,60 metros.

Durante la gala de premiación se estrenó el resumen audiovisual de los 9 días de expedición, en el que se recorrieron un total de 4.707 kilómetros, visitando 10 departamentos en Paraguay y 1 provincia en Argentina, para conocer y medir a los 18 árboles finalistas, al árbol de la gente y al primer coloso internacional, con una comitiva conformada por 175 personas, entre ellas los miembros del jurado, figuras de diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales, representantes de las empresas e instituciones que apoyan el concurso y el equipo técnico de medición.

Jueves, 22 de agosto de 2019

Negociaciones energéticas necesarias a partir de los derechos conquistados

El director de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Nicanor Duarte Frutos, participó de la primera reunión de la Mesa de Coordinación Energética junto a los titulares de la ANDE, Luis Alberto Villordo, del Gabinete Civil de la Presidencia, Julio Ullón, de Itaipú, Ernst Bergen, y el Viceministro de Minas y Energía, Carlos Zaldívar. El encuentro fue celebrado en la propia sede de la ANDE.

Villordo destacó que el objetivo de esta instancia es “acompañar el proceso técnico y comercial (de las negociaciones con Eletrobras), con el objetivo final de tener una operación sincronizada que beneficiará a toda la Nación”.

Durante el encuentro, Duarte Frutos destacó que es preciso que desde la Mesa se deje en claro a la sociedad que, en el marco de la diplomacia y de las argumentaciones con los países con los cuales el Paraguay es condómino de hidroeléctricas, “vamos a defender los intereses y los acuerdos logrados. Los acuerdos obtenidos en negociaciones políticas que son derechos conquistados”.

Desde la EBY contribuirán en buscar los mecanismos que permitan sostener la tarifa y comprar energía más conveniente para nuestro país sin estar subordinados a una sola instancia. “Acá no hay países privilegiados ni países que puedan ser dominantes en el manejo de la energía que producimos”, dijo.

En otro momento del diálogo con representantes de diversos medios de comunicación, añadió que: “Es nuestro deber dar al pueblo la tranquilidad de que queremos mejorar las condiciones de vida de los paraguayos ofreciendo un mejor servicio, expandiéndolo y fomentando el uso de nuestra energía, mediante políticas de desarrollo que vayan en paralelo al modelo agroexportador”.

En este sentido, apuntó que la soberanía energética realmente será obtenida el día en que nuestro país pueda utilizar la energía que por derecho le pertenece para apuntalar las estructuras de producción y la industrialización del país, “porque si seguimos pensando en la venta de energía, que puede ser una necesidad coyuntural, no estamos superando la visión rentista”, puntualizó.

En la Mesa Energética también fueron considerados otros temas de relevancia, tales como la operatividad y la generación de las condiciones técnicas para poder utilizar plenamente la energía paraguaya en el futuro, mediante sistemas interconectados que aseguren un mejor aprovechamiento de ese producto por parte del Paraguay.

Por último, el titular de Itaipú, Ernst Bergen, celebró la instalación de la Mesa Energética y aseveró que “es muy importante que vayamos acompañando el proceso de las negociaciones que debemos encarar en el ámbito de esta Mesa, como un equipo”.

ENTREVISTA AL ING. ULISES LOVERA DE LA DNCC

 

Con la recuperación de los bosques, es posible revertir el cambio climático

En una entrevista mantenida con el Ing. Ulises Lovera, Director Nacional de la Dirección Nacional de Cambio Climático (DNCC) del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), comenta a Green Tour acerca de la situación de los bosques en nuestro país, la importancia y el rol de los bosques para combatir el cambio climático, y las acciones que se están llevando a cabo desde el Ministerio, entre otros temas.

 

¿Podría darnos un panorama del estado de los bosques en nuestro país?

Sin entrar a detallar por ecorregión, podríamos hacer una división de las regiones naturales de nuestro país en: la región Oriental y la Occidental. En la región Oriental, tenemos un bosque con una alta fragmentación y cierto grado de degradación, con muy poca masa forestal continua. Probablemente, la única masa forestal continua es la Reserva del Mbaracayú, en la selva del Alto Paraná. Después ya son masas forestales pequeñas con mucha presión de las actividades económicas, como el Parque Nacional Caazapá y el Parque Nacional Cerro Corá. Al norte, donde está el cerrado, a diferencia del resto de la región, sí hay una mayor masa continua en la zona de Concepción y Amambay, como son el Parque Nacional Paso Bravo, el Parque Nacional San Luis, algunas reservas privadas. En la región Occidental, en cambio, se mantiene una mayor cantidad de bosques bajo condiciones de protección del Estado y en buen estado de conservación aún, como son el Parque Nacional Defensores del Chaco, el Parque Nacional Agripino Enciso, el Parque Nacional Médanos del Chaco. En el sur y centro chaqueño, la mayor parte de la superficie es privada y las fuerzas de presión son muy altas, especialmente del sector ganadero y agrícola. En muchos de los casos bajo el amparo de la ley, que permite al propietario privado hacer un cambio de uso pudiendo deforestar hasta un 75% de la cobertura boscosa original, respetando la Ley 422 Forestal, otras leyes complementarias y normativas regulatorias. Aunque existe una fuerte disminución de la masa forestal en esta región, tomando las medidas adecuadas por parte de las instituciones del Estado, se puede llegar a generar un bosque sólido, conservado, y recuperar las áreas degradadas boscosas. En este sentido, el Chaco podría llegar ser a nivel mundial un ejemplo de superficie boscosa y de uso adecuado del territorio. En la región oriental, por los beneficios económicos, es muy difícil llegar a una recuperación total, pero si se toman también medidas apropiadas, se podrían restaurar porciones boscosas de importante valor que puedan generar interconexión para restaurar muchos procesos ecológicos.

 

¿Cuál es el rol del bosque en la lucha contra el cambio climático?

Es un rol muy importante. Cuando hablamos de reducir las emisiones de gases de efectos invernadero y tratar de evitar el aumento del calentamiento global, el rol principal del bosque es el de la captura de carbono. Mientras el bosque está ahí, se puede decir que está manteniendo estable las emisiones. Uno de los cinco sectores de emisiones, declarado científicamente a nivel mundial, es el sector donde está el uso de la tierra, el cambio del uso de la tierra y la silvicultura; es decir, el bosque. Al ocurrir el cambio, la eliminación de los bosques para darle otros usos, la posibilidad de una alta emisión de carbono aumenta.

 

Desde el Ministerio del Ambiente, ¿qué acciones se están llevando a cabo para paliar la deforestación y la degradación de los bosques?

Existen muchas acciones que están siendo llevadas a cabo desde el MADES, propuestas específicas y acciones concretas, con recursos propios y externos. En lo que hace a los recursos propios, que toda la población sabe que los recursos del Estado son escasos, se hace una lucha intensa con todas las posibilidades que tenemos, pero aún así, por la alta presión existente, es débil. La lucha se enfoca en el control en el cambio de uso del suelo, de la deforestación ilegal, la aplicación de leyes que protegen o exigen, la manutención de cobertura boscosa. Otra línea de acciones apunta a activar el mercado de servicios ambientales, aplicando la Ley 3001 donde está reglamentada la venta de servicio ambiental bosque, pero el mercado todavía no está activo. Existe una importante oferta de certificados de servicios ambientales con una cantidad de aproximadamente 200.000 hectáreas; sin embargo, los certificados no fueron vendidos a más de 20.000 hectáreas. Hay una oferta insatisfecha que está siendo trabajada desde el Estado para activar ese mercado de modo a conservar los bosques a través de los servicios ambientales. También estamos haciendo esfuerzos en mejorar las áreas silvestres protegidas, la titulación, el control, la situación fundiaria. Desde hace unos años, se está trabajando en la capacitación y contratación del personal guardaparque, para que las áreas declaradas por ley, bajo el dominio del Estado, mejoren en la situación de conservación. En lo que hace a fondos externos, existen varios proyectos que están apoyando al MADES para trabajar en alianzas público privadas para reducir las presiones sobre los bosques. Uno de ellos, Green Chaco, trabaja con el sector productivo para construir una plataforma de carne sustentable e impulsar e incentivar acciones de producción ganadera sustentable, manejo correcto de las pasturas o los campos de ganadería a los efectos de mantener estable el bosque. Otro proyecto en marcha, que está dando muy buenos resultados, es el proyecto Bosques para el Crecimiento Sostenible (BCS) liderado por el MADES e implementado en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con el apoyo del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF) orientado a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de los bosques. Una de las líneas de acción de este proyecto es la elaboración de la Estrategia Nacional de Bosques para el Crecimiento Sostenible (ENBCS).

 

Específicamente, ¿en qué consiste la Estrategia Nacional de Bosques para el Crecimiento Sostenible?

La Estrategia Nacional de Bosques es un documento orientador que fue construido con la participación de diversos actores públicos y privados en un proceso que se inició en el 2016, y que concluyó en el primer cuatrimestre de este año con la promulgación de la Resolución 293/19 del MADES por la cual quedó aprobada. Mediante la implementación de la Estrategia lo que se buscará es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes del cambio del uso de la tierra; es decir, se enfoca en reducir las emisiones que provengan principalmente de la deforestación y en lograr una óptima gestión de los recursos naturales. No prohíbe el cambio de uso de la tierra, sino el manejo adecuado y el aumento de la conservación. Este instrumento tiene un importante fin, y es que el país cumpla con el compromiso internacional adoptado en el 2015, el Acuerdo de París, ratificado por ley en el 2016. La Estrategia cuenta con medidas estratégicas, que deben ser implementadas por diferentes sectores clave, públicos y privados, identificados en el sector forestal y que pueden permitir hacer efectiva la reducción de emisiones, y medidas transversales, que tienen que ser llevadas adelante por el sector público. Hoy en día se está trabajando de manera participativa en el Plan de implementación de las medidas de la Estrategia, a fin de establecer actividades para cada acción con sus periodos de tiempo de desarrollo, quiénes deberían ser los responsables, los costos específicos y las posibles fuentes de financiación.

 

Entonces, ¿es posible pensar en la recuperación de los bosques?, ¿qué papel cumplen los distintos sectores en este sentido?

Es posible la reversión de muchas situaciones a nivel social y ambiental. En el caso ambiental, la posibilidad está dada por una sola cosa: la voluntad política. Las autoridades debemos entender que tenemos que destinar recursos para conservar los bosques, que es necesario un presupuesto adecuado porque los bosques son necesarios para el futuro del país, para que el país tenga realmente un desarrollo sostenible. Además de la voluntad política, también es importante contar con las estrategias adecuadas para poder captar recursos externos, que lo estamos haciendo bien, pero tenemos que ir mejorando para poder accionar en la recuperación de bosques.