foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
Bienvenidos a Green Tour Magazine


Edición N° 2

Arroyo Mburicao

Leer mas

Edición N° 8

Energía renovable

Leer mas

Edición N° 7

Expo Green IV Edición

Leer mas

Edición N° 6

Guacamayos

Leer mas
 
Conferencia de Prensa contra la contaminación ambiental en Cordillera.
 
 
En la mañana de hoy han convocado a una reunión de Prensa: JOSÉ LUIS CHILAVERT, DR, JOEL FILARTIGA, ING. ALEJANDRO VON HERRNSBERG, ANDREAS PFEIFER Y BRIGITTE FUZELLIER en la Pizzeria Hansel y Grettel para demostrar el apoyo a la ciudadanía del Departamento de Cordillera. Todos ellos, con remeras alusivas al tema, diseñado por un artista exclusivamente para esta conferencia. 
 
José Luis Chilavert ha realizado un viaje EXCLUSIVO a nuestro país, para convocar a una urgente reunión de prensa. para poder transmitir su repudio a la instalación de la fábrica Archer S.A. (fábrica de carburo de silicio) en nuestro país, donde los cordilleranos han venido luchando desde hace varios meses por la contaminación del medio ambiente que se ha instalado en la zona cuando esta fábrica operaba con sus hornos.
 
Durísimas palabras del "Chila". 
 
El Chila insto a los gobernantes y a toda la ciudadanía en general a luchar por nuestra tierra, por nuestra patria y pidió a los dueños Brasileros y Franceses de Archer y Saint Gobain respectivamente que vayan a instalar su fábrica a Brasil o Francia, QUE PARAGUAY NO SE CONTAMINA. También enfatizó que ellos han venido a nuestro país a instalarse sin los debidos permisos que requiere una fábrica de esta naturaleza.
 
"No podemos permitir hoy día destruir nuestro país, que le dejamos a nuestros hijos? resaltó.
También se ha referido al Embajador de Brasil que según le han comentado, ha hecho lobby en el Ministerio de Industria y Comercio, queriendo presionar para la reapertura de la fábrica, sobre esto José Luis dijo: es una intromisión en los asuntos internos de los paraguayos. Como paraguayo luchare por la gente humilde que tiene derecho de vivir en un lugar sano".
 
También invitó a Archer a retirarse: "Que la empresa se marche si no reúne las condiciones, que se vayan a su país, a Francia o a Brasil que ahí tienen mucha tierra".
También quiero decirles a los políticos que sepan que están 5 años en el poder, "Paraguay es un país hermoso, ustedes lo están matando, ayudenló!! que en definitiva la gente lo votó, para que ustedes protejan a la gente. 
"Paraguay es un país libre y soberano, y entre todos los paraguayos vamos a luchar, la gente ya sabe lo que le conviene.
Las autoridades que tomen conciencia y que no permitan más que contaminen la zona de Cordillera que es una reserva tan linda con un hermoso ecosistema que no debemos perder".
 
 
También dieron unas palabras el Dr. Filártiga quien mencionó como inmunólogo, los daños colaterales que puedan ocasionar a causa de la contaminación de esta fábrica, por lo que también apoya a los pobladores de la zona en esta larga lucha, aprovechó la oportunidad para mencionar a los sojeros que contaminan nuestras tierras. 
 
Por su parte la Directora de la OIPIC recalcó que no permitirán que fábricas como estas, se instalen en el país dañando a productores que apuestan en el país y sobre todo a familias humildes que se sustentan en el día a día con sus huertas, gallinas, etc.
 
El Sr. Andreas Pfeifer, alemán, poblador de la zona que ha apostado por el país, también ha venido luchando hace bastante tiempo, ya que ha sido afectado directamente en sus producciones y en sus proyectos de reforestación.
 
También ha dado su punto de vista el ambientalista Alejandro Von Herrnsdorff, donde ha enfatizado los daños que afecta este tipo de fábricas contaminantes, y dió su total apoyo al pueblo cordillerano. 
 
"Desde Green Tour Magazine instamos a las autoridades a no permitir más atropellos de empresas que desean instalarse sin los debidos permisos, también instamos al MADES a adecuarse con los instrumentos necesarios para medir de manera efectiva los gases contaminantes de distintos tipos. Hoy día no puede medir a estas fábricas por sus gases contaminantes, por ende no debe dar los permisos ambientales, por carecer de métodos técnicos y científicos para las mediciones." 
 
 
 
 
 
 
 
 
ITAIPU adquirirá 2.000 transformadores para
 mejorar la red de distribución eléctrica.
 
La ITAIPU Binacional suscribe dos acuerdos de cooperación, con la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y la Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco), respectivamente, siguiendo los lineamientos de la política de desarrollo del Gobierno nacional y, de esta manera, empieza a ponerse en marcha el programa “ENERGÍA PARA LA GENTE”. 
El convenio firmado por el director paraguayo de la ITAIPU Binacional, José Alberto Alderete, y el presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Pedro Ferreira, permitirá la compra e instalación de 2.000 unidades de transformadores de distribución de 100 kVA, con extensión de líneas de media y baja tensión, adecuación de acometidas, mejoras y colocación del sistema de alumbrado público. 
 
Estas inversiones, a las que ITAIPU prevé destinar más de USD 30 millones, beneficiarán a 70.000 familias, lo que representa un total de 350.000 personas, con el mejoramiento en la calidad del servicio eléctrico. 
El acuerdo con la ANDE apunta al fortalecimiento de la Red de Distribución de Energía Eléctrica, en el marco del eje transversal de gestión “ENERGÍA PARA LA GENTE” de la ITAIPU Binacional, Margen Derecha, para que la electricidad llegue con calidad a todos los sectores. 
 
Con el acuerdo de esta mañana, la ITAIPU pone en acción el convenio marco firmado con la ANDE en setiembre pasado, para apoyar el fortalecimiento de la infraestructura y sistemas de transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica. 
Por su parte, el acuerdo suscripto por la ITAIPU y la Capaco permitirá llevar adelante el asesoramiento técnico recíproco, intercambio de informaciones y el fortalecimiento institucional, incluyendo la implementación de programas y actividades de interés común en el ámbito de la construcción.  
Este convenio firmado por el director general paraguayo de la ITAIPU, José Alberto Alderete, y el presidente de la Capaco, José Luis Heisecke, posibilitará a la Binacional el acceso a información relevante respecto del sector de la construcción, la mejora de los procesos de contrataciones y licitaciones, además de promover y coordinar acciones que puedan fortalecer las actividades de ambas instituciones. 
La ITAIPU Binacional, en el marco de su política empresarial, y en línea con sus directrices fundamentales establecidas en las normas internas, coopera activamente en atender las necesidades del desarrollo de Paraguay y de Brasil.
 
 

 

YERBA MATE

Ilex paraguariensis, yerba mate, yerba de los jesuitas o yerba del Paraguay, es una especie arbórea neotropical originaria de las cuencas del Alto Paraná y algunos afluentes del Río Paraguay​ ​​ donde crece en un estado silvestre, sobre todo formando parte del sotobosque o del estrato mediano de los montes.

Es ampliamente cultivada comercialmente en Paraguay, Argentina, Uruguay y Brasil (en orden de producción total) desde el siglo XIX, dando lugar a una importante industria.

 
Raído (lienzo plástico atado en sus cuatro puntas) de yerba mate durante su cosecha en Misiones.
 
Secado de la yerba mate en un establecimiento de Campo Ramón, Misiones.
 
Yerba mate canchada (triturada de manera grosera) previo al envío hacia el molino.
 
Plantación

Tradicionalmente, la yerba se cultivaba de manera simplemente extractiva, aprovechando los ejemplares silvestres del sotobosque, esta práctica ya no se utiliza, en la actualidad hay cultivos de manera ordenada. Los intentos iniciales de domesticar su cultivo se toparon con dificultades en la germinación, lo que llevó a los sacerdotes de las reducciones jesuíticas, los primeros que emprendieron el intento, a fomentar el replante en zona selvática y la poda como medios de incrementar la producción. En buena parte de Brasil las pequeñas explotaciones funcionan aún de ese modo.

Para el cultivo organizado, las semillas se cosechan entre febrero y abril; deben plantarse de inmediato o almacenarse con sumo cuidado, para evitar que el endurecimiento de las mismas las haga inviables. A bajas temperaturas pueden almacenarse hasta un año, aunque su capacidad de germinar se reduce abruptamente. En muchas semillas externamente maduras el embrión es aún rudimentario, lo que provoca larguísimos períodos de germinación en algunos casos. Sin embargo, la reproducción sexual sigue siendo la forma más frecuente de cultivo.

Historia

Conocido como té de los jesuitas o té paraguayo. La yerba fue consumida desde tiempo inmemorial por los pueblos guaraníes y guaycurúes, que recogían las hojas de ka'a en la selva, donde crecía en forma silvestre. Inicialmente las mascaban, luego las prepararon en infusión.

Iniciado el período de dominación hispano-portuguesa en América del Sur, la costumbre de beber la infusión fue extendiéndose. Hacia fines del siglo XVI y comienzos del XVII, los españoles consideraron al mate como un vicio peligroso. En abril de 1595, el teniente gobernador de AsunciónJuan Caballero Bazán, prohíbe el tránsito por los yerbatales y el cultivo.
Con la llegada de la Compañía de Jesús al Paraguay a principios del 1600 y hasta 1630, se prohíben el consumo de mate y la exportación de la yerba. Pero la prohibición del consumo sólo sirvió para atraer la curiosidad de los conquistadores.

Hacia 1600 se consumían en Asunción cerca de 500 kilos de yerba al día. En 1611 Marín Negrón, gobernador de Asunción, impone penas para los que fueran sorprendidos “en posesión de yerbas”: cien latigazos si el infractor era indígena, cien pesos de multa si era español. Contemporáneamente Hernandarias, gobernador de Buenos Aires, reprime el consumo de yerba con 10 pesos de multa y 15 días de cárcel, al tiempo que manda quemar en la Plaza Mayor sacos de la hierba ingresados clandestinamente.

Finalmente, el cultivo fue autorizado a los jesuitas, que lo monopolizaron hasta que fueron expulsados en 1767. Los jesuitas lograron domesticar la planta, mediante técnicas de secado de la semilla, lo que permitió extender las plantaciones al punto que la venta de yerba mate se convirtió en la principal fuente de ingresos de las “reducciones”. Hacia 1720 el consumo se había generalizado también en el actual estado de Paraná (Brasil). En Chile desde la Colonia y hasta el siglo XIX tuvo una amplia difusión, cediendo su preponderancia en las áreas urbanas en favor del .

A fines del siglo XVIII, luego de la expulsión de los jesuitas, los yerbales se fueron perdiendo como explotación productiva. Su reposición se hizo difícil pues se desconocían los métodos que habían permitido a los jesuitas producir la germinación a escala industrial.​ El paisajista franco-argentino Carlos Thays investigó los métodos de germinación de las semillas. Esto ya había sido enunciado por el naturalista Aimé Bonpland, quien había vivido en las misiones jesuitas, pero sus estudios se habían perdido.

En 1895 Thays recibió las primeras semillas de yerba mate y logró hacerlas germinar al someterlas a una prolongada inmersión en agua a elevada temperatura. Debido al éxito obtenido, la Dirección de Agricultura y Ganadería de la Nación Argentina confirmó la eficacia del sistema Thays y lo divulgó en la región Noroeste del país.​

Hoy en día la cosecha de la hoja en los yerbatales, continúa ligada a los regímenes de mensú sobre las comunidades guaraníes, que son engañadas por sus necesidades extremas, pues muchos son expulsados de sus tierras y al verse exiliados caen en manos de "enganchadores" que les ofrecen adelantos de sueldo y son llevados a yerbatales para convertirse en mensúes -término que denomina a la forma de trabajo forzoso en Paraguay-, que acarrea indígenas bajo amenazas para la cosecha de la yerba mate. Esto último no ocurre últimamente en Argentina, aunque hace no mucho tiempo también habían "mensús" en este país. En Misiones (Argentina se llama "tarefero" al que cosecha artesanalmente la yerba, valiéndose de una tijera. Los mensúes y tareferos se sienten identificados con la tarea de la cosecha; aun así, cobran muy poco por su trabajo y son semiexplotados (como lo refleja la canción El mensú, de Ramón Ayala). Como las tareas de cosecha (tarefa) no se llevan a cabo durante todo el año, en Misiones (Argentina) existen subsidios a los tareferos. El gran problema al que se enfrentan los tareferos en Argentina es el trabajo en negro que, según el gremio rural UATRE, involucra en la cosecha de yerba en la zona productora a cerca de 25000 personas. El 49% de ellos está fuera del mercado legal (UATRE: Datos de 2005).