foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
Bienvenidos a Green Tour Magazine


Edición N° 2

Arroyo Mburicao

Leer mas

Edición N° 8

Energía renovable

Leer mas

Edición N° 7

Expo Green IV Edición

Leer mas

Edición N° 6

Guacamayos

Leer mas

Lunes, 26 de agosto de 2019

Sitios determinados para análisis de isotopía en las aguas subterráneas

El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), a través de la Dirección General de Protección y Conservación de los Recursos Hídricos (DGPCRH), participó de una reunión entre el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y las instituciones locales que coordinan el Proyecto de Hidrología Isotópica, para las evaluaciones nacionales de los recursos hídricos, con el objetivo de definir los puntos específicos para la determinación isotópica en agua de lluvia y análisis isotópico/químico, en agua subterránea y superficial en el Acuífero Patiño y Acuífero Yrenda.

Posteriormente, definieron los puntos de muestreo y un cronograma de trabajos de campo, para la instalación de los colectores de agua de lluvia para los análisis y determinación isotópica.

Participaron de la reunión, coordinadores designados por las siguientes instituciones: Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Facultad de Ingeniería (FIUNA), Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (DINAC) y Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (CEMIT) y equipo técnico de la DGPCRH del MADES.

Hidrología Isotópica

Es una herramienta nuclear para la gestión de los recursos hídricos que utiliza técnicas isotópicas que ayudan a comprender el movimiento de las aguas superficiales y la interacción con las aguas subterráneas con relación a los efectos de cambio climático y el aprovechamiento de los recursos hídricos.

Lunes, 26 de agosto de 2019

1er Eco-Muro del País

El Intendente Municipal de la ciudad de Ñemby, Lucas David Lanzoni, Presento el "1er Eco-Muro del país", en su primera etapa, que se llevó a cabo el viernes pasado. En el Colegio Nacional "DON BIENVENIDO OSORIO" ubicado en Avenida Caaguazú y Julio Oscar Ortíz, en el barrio Caaguazú.

Cabe resaltar que el ECO MURO surge a partir de la necesidad de dar respuesta al desmoronamiento y perdida de suelo ocasionado por la erosión del arroyo "Divina Misericordia”, que compromete parte de las instalaciones del colegio “Don Bienvenido Osorio” y las viviendas que se encuentran en la zona.

Es importante destacar que el ECO MURO está construido con neumáticos en desuso recolectados durante las mingas ambientales impulsadas por la Municipalidad contra el dengue y chikungunya.

La obra se enfoca asimismo a revalorizar la importancia del reciclado de materiales no biodegradables y, a la vez, sacar de circulación una gran cantidad de cubiertas de caucho que de otra manera hubieren servido como criaderos de agentes transmisores de estas patologías.

El Eco Muro es uno de los proyectos ecológicos que lleva adelante la Dirección de Medio Ambiente y Salubridad de la Municipalidad de Ñemby, que orienta su gestión al logro de una ciudad más amigable con la naturaleza.

Jueves, 22 de agosto de 2019

Día del Folklore Paraguayo

El Paraguay es uno de los países con mayor tradición folclórica en el mundo. Posee un inmenso caudal de sabiduría popular, que pervive a través del tiempo, gracias a la memoria colectiva. Cada 22 de agosto se recuerda el “Día del Folklore paraguayo”.

Folklore o folclore (aceptada por la Real Academia Española) que abrevia de alguna forma al término (saber del pueblo) fue utilizada por primera vez por el arqueólogo inglés William John Thoms (1803-1885), que con el seudónimo de Ambrose Merton, según una publicación de la revista londinense “Athenaeum”, del 22 de agosto de 1846.

La palabra está compuesta por dos voces inglesas “folk” (pueblo) y “lore” (saber, ciencia), para definir al saber popular, los conocimientos, usos y costumbres transmitidos de generación en generación; en definitiva, lo que se transmite de boca en boca, que trasciende, se incorpora a nuestras costumbres y desconoce toda autoría.

La herencia cultural es lo que se denomina Folklore, que nos identifica como pueblo. Incluye también los conocimientos espirituales y materiales con aplicaciones prácticas en los distintos momentos de la vida de la comunidad. Es un factor de identidad nacional. Es anónimo, pero siempre vigente ya que perdura en la memoria popular.

Forman parte del Folklore, entre otros, los káso ñemombe’u como Perurima y Pychãichi, el arpa paraguaya, los mitos como el Jasy Jatere y el Luisõ, las leyendas como las de Ykua Bolaños y Ñandejára guasu, las supersticiones, los juegos, las religiosidades populares, las comidas típicas, el tereré, la medicina natural, algunas artesanías, danzas, la música y el ñe’enga.

También forman parte del folklore nacional: el Ñandutí; este bordado esta inspirado en la tela de araña (ñandutí significa telaraña en Guaraní) según la leyenda. Cuenta además con el aho-poí, tela rustica bordado por artesanas muy habilidosas; únicas en el mundo; quienes hoy en día, conquistan los mercados internacionales, con calidad y buen gusto.

Los bordados, la cerámica, los sombreros de paja (Piri), las esculturas de madera, la plata y el oro afiligranados; forman parte de la gran variedad existente en la artesanía local.

Las confecciones de prendas de vestir en cuero; además de las carteras, las botas “hechas a mano” son muy apreciados por propios y turistas que admiran a diario los puestos de venta locales y compitiendo también en el exterior en muestras.

Las comunidades indígenas elaboran arcos y flechas, collares de plumas y otros numerosos productos originales.

El arpa paraguaya y las guitarras brindan a la música típica el toque justo para escucharla y bailarla en los numerosos festivales.

La guarania, música nativa suave y romántica es ejecutada por un trío integrado por un arpista y dos guitarristas. La orquesta típica paraguaya está compuesta, además del trío básico, de algunos violinistas, de un doble bajo y de un acordeonista.

Dentro de su gastronomía; cuenta con el típico y delicioso “Asado”, (carnes asadas a la parrilla que contienen costillas y filetes de carne de vaca, como así también; trozos de pollo, cordero y cerdo); acompañado con ensaladas mixta y la infaltable mandioca.

Tampoco faltan las deliciosas comidas típicas como el Bori-Bori; Mbeyú; el chipa soo (chipa con carne molida con condimentos como relleno); el pastel mandi’ó y muchos otros.

Como bebida tradicional, está el tereré; (con infusión de remedios yuyos, agua fresca, yerba) para los días de calor; y el mate (infusión de remedios yuyos, agua hervida, yerba; para los días de frío.

La danza paraguaya en sus distintas manifestaciones (galopera, baile de la botella, solito, pericón, guyra-campana) forman parte de nuestro Folklore Nacional.

El Folclore del Paraguay es uno de los tesoros más grandes con que cuenta la nación. Es uno de los más valiosos y únicos del mundo.

Jueves, 22 de agosto de 2019

Premiación de los Colosos de la Tierra 2019

Durante una noche muy emotiva, realizaron la premiación de la 8va edición del concurso “Colosos de la Tierra”, que premia a los árboles más grandes del país.

El salón Bethesda de Rakiura Resort, en la ciudad de Luque, se vistió de gala el pasado miércoles 21 de agosto desde las 19:00 para recibir a más de 300 personas que asistieron al evento y fueron testigos de una noche única, donde los protagonistas fueron los árboles y las personas y comunidades que los protegen.

Se premiaron a los 5 árboles más grandes del Paraguay, además de la ganadora de la categoría “El árbol de la gente”, que se determinó a través de una votación en la página de Facebook de A Todo Pulmón, resultando ganadora con 3.385 votos, el Samu’u de Nueva Londres, postulado por Luján Ortiz Bertrand.

Por primera vez, también otorgaron galardones especiales en las categorías “Mejor recibimiento”, que se llevó la comunidad educativa de la localidad de Cacique Mayeto, del Chaco Paraguayo y se entregó un reconocimiento al “Primer Coloso Internacional” al postulante Romario Dohmann, de la provincia de Misiones, Argentina.

“Colosos de la Tierra” es un concurso anual que se originó en Paraguay, con la finalidad de generar conciencia en la población sobre la importancia de preservar los bosques nativos y el respeto hacia los árboles ancestrales, de manera a visibilizar a las comunidades, familias y personas que protegen a los Colosos de la Tierra.

La emoción más fuerte se mantuvo reservada para el final de la noche, cuando se develaron los 5 puestos principales y se premió a los postulantes de cada árbol.

Osvaldo Turlan, miembro del jurado y coordinador del equipo de medición, explicó que “durante la fiscalización de los colosos se midió la circunferencia del tronco tomada entre los 1,30 y 2,00 metros desde la base, además de obtener la altura total del árbol y la circunferencia de la copa.

Para calificar a los colosos otorgaron un valor a cada ítem medido, donde la circunferencia del tronco tuvo un valor del 40%, la altura 40% y la circunferencia de copa 20%.

 

Los flamantes ganadores del concurso Colosos de la Tierra 2019 son:

El puesto número 5 se lo llevó el Samu’u de Loma Plata, postulado por Cornelius Funk, que obtuvo un puntaje de 62,17, con una altura de 15,00 metros, 54,76 metros de circunferencia de copa y una circunferencia del tronco de 10,00 metros. Dicho coloso es el árbol más grande del Chaco.

El puesto número 4 se lo llevó el Timbó de Independencia, postulado por Dominica Paniagua, que obtuvo un puntaje de 70,57, con una altura de 38,00 metros, copa de 109,01 metros y una circunferencia del tronco de 4,84 metros.

El puesto número 3 se lo llevó el Guapo’y de Paso Horqueta, Concepción postulado por Ricardo Díaz, con un puntaje de 71,10, con una altura de 26,00 metros, copa de 120,56 metros y una circunferencia del tronco de 7,10 metros. Este coloso llama la atención por la enorme copa qué tiene, siendo la más prominente de esta edición del concurso.

El puesto número 2 se lo llevó el Timbó de Horqueta, postulado por Nelson Otero, que obtuvo un puntaje de 76,73, con una altura de 35,00 metros, copa de 104,98 metros y una circunferencia del tronco de 7,20 metros.

El puesto número 1, posicionándose como el árbol más grande del Paraguay en la 8va edición del Concurso “Colosos de la Tierra”, es el Yvyra Pytâ de Edelira, departamento de Itapúa, postulado por Fátima Hein, con un puntaje de 77,38, con una altura de 46,00 metros, circunferencia de copa de 65,86 metros y una circunferencia del tronco de 6,60 metros.

Durante la gala de premiación se estrenó el resumen audiovisual de los 9 días de expedición, en el que se recorrieron un total de 4.707 kilómetros, visitando 10 departamentos en Paraguay y 1 provincia en Argentina, para conocer y medir a los 18 árboles finalistas, al árbol de la gente y al primer coloso internacional, con una comitiva conformada por 175 personas, entre ellas los miembros del jurado, figuras de diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales, representantes de las empresas e instituciones que apoyan el concurso y el equipo técnico de medición.