foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
Bienvenidos a Green Tour Magazine


Edición N° 2

Arroyo Mburicao

Leer mas

Edición N° 8

Energía renovable

Leer mas

Edición N° 7

Expo Green IV Edición

Leer mas

Edición N° 6

Guacamayos

Leer mas

 

MADES interviene y rescata animales silvestres del mercado Municipal de San Lorenzo

El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), a través de la Dirección de Fiscalización Ambiental Integrada (DFAI) y la Dirección de Vida Silvestre (DVS), en el marco de la Ley N° 96/92 De Vida Silvestre, intervino sorpresivamente la venta ilegal de animales silvestres en el mercado Municipal de San Lorenzo, departamento Central.

Con el apoyo de efectivos policiales, los funcionarios del MADES procedieron a la intervención, incautación y retiro inmediato de los animales silvestres que estaban listos para ser comercializados. En el operativo, fueron rescatados especies de loros ñanday, tui catita y maracaná.

El director de Fiscalización del MADES, Julio Mareco, indicó que los loros se encuentran a disposición del MADES para el cuidado y atención temporal, para su posterior restitución al medio natural o sitios registrados y habilitados para el cuidado permanente.

La responsable de la venta fue intervenida y notificada, y la sanción y multa correspondiente se definirá en el proceso de sumario administrativo que será instruido por la Dirección de Asesoría Jurídica del MADES, refirió, Mareco.

Por otra parte explicó que la intervención se realizó mediante denuncia ciudadana. Estos procedimientos van a realizarse constantemente para dar cumplimiento a la Ley N° 96/92 De Vida Silvestre.

El tráfico ilegal de animales silvestres constituye un delito en la legislación ambiental, el MADES asume el compromiso de combatir esta actividad fortaleciendo los controles y aplicando fuertes sanciones a los infractores. Sin embargo, se requiere el apoyo ciudadano, evitando la adquisición de estos animales y comunicando al Ministerio, realizando la denuncia correspondiente en caso de tener conocimiento de venta de animales silvestres.

 

 

El antifaz de la ganadería. Por Grisel Torres.

La ganadería es uno de los pilares de la economía del Paraguay; país considerado como el sexto exportador mundial de carne, donde se estima la relación de 2 cabezas de ganado por persona.

No obstante, existe un notable impacto negativo que produce la ganadería relacionado al cambio climático.

 

Según la FAO, entre los años 1990 al 2016, las emisiones por sector de CO2 equivalente - uno de los principales gases de efecto invernadero-, se debió en un 62,8% a la fermentación entérica que proviene especialmente de los rumiantes; y en un 25,2% al estiércol depositado en pasturas, que además emite un considerable porcentaje de metano y óxido nitroso hacia la atmósfera. En el año 2016, el costo ambiental de la ganadería colocó al país en el puesto 67 del ranking de países por emisiones de CO2, con un equivalente de 131 kilotoneladas.

 

Es importante mencionar que la ganadería además requiere la implantación de cultivos forrajeros en sustitución de áreas boscosas a través del desmonte, que ocasiona la degradación de los suelos, destacando que la mayor parte de la materia orgánica que se degrada se convierte en CO2. Además de eso, el consumo de combustibles fósiles para la refrigeración y transporte de la carne hacia sus destinos finales se suman a la emisión de gases de efecto invernadero. En el año 2015, el Paraguay quedó en el puesto 6 de los países más deforestados a nivel global.

 

El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible agregó que el desmonte provocado por la ganadería en el uso de pastura y manejo de tierra ya produjo consecuencias negativas en el clima, como un mayor impacto del viento sobre el área desmontada, aumento de temperatura del suelo por hallarse descubierto, mayor velocidad de desecación por efecto del sol y el viento, y mayor diferencia de temperaturas extremas, entre otras.

 

El impacto no solo afecta al sistema medioambiental; se predice que las consecuencias sociales abarcan la faltade agua potable por la disminución del nivel de la napa freática ocasionada por la erosión debido a la falta de cobertura boscosa. También se espera un aumento en los índices de mortalidad debido a las inundaciones, tormentas, sequías y olas de calor, aumento y aparición de nuevas enfermedades contagiosas y respiratorias. Los países poco desarrollados y menos preparados para enfrentar los riesgos, así como la población más  pobre y vulnerable, serán los que sufrirán las peores consecuencias.

 

Los efectos en el cambio climático son enormes, y ya ocasionan cambios negativos en la producción agraria. Por ejemplo, en 2017, la sequía, seguida de severas heladas, produjeron daños en 116.700 há de cultivos frutihortícolas, tales como: melón, sandía, piña, banana, tomate, locote, zapallo, repollo, lechuga y otros, de acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). De la misma forma, el cambio climático tiene efectos sobre la producción de los animales, puesto que en 2015 ciertas zonas ganaderas han sido afectadas por las inundaciones, provocando un conjunto de pérdidas, como la mortandad de animales, disminución de la tasa de procreo, pérdida de pasturas, entre otros.

 

Se necesita tomar acción frente a la problemática de la expansión ganadera insostenible que se tiene en Paraguay. Una de las alternativas podría ser la agroecología, que además de ayudar a estabilizar el clima de manera significativa, produciría alimentos más saludables y permitiría tratar a los animales de una manera más digna. Este cambio en el sistema pecuario permitirá al campesinado mejorar los suelos para la retención del carbono, de manera que se reduce la emisión de CO2; y mejorar la producción de alimentos en el largo plazo.

 

Además, se cuenta con la opción de implementar la utilización de biofermentadores de las excretas para generar y capturar biogás y usarlo como biocombustible. Esto reducirá un 66 % las emisiones de metano y óxido nitroso, que resultaría en beneficios ambientales y sociales.

Por otro lado, se podría hacer un cambio en la dieta de las personas e incentivar la disminución del consumo de carne; lo cual brindaría muchos beneficios tanto para la salud humana -al reducir la cantidad de colesterol y ácidos grasos- como para el medio ambiente. En cuanto a lo económico quizás cueste un poco la transición, pero tendrá múltiples mejoras a largo plazo si se aplican otros medios de producción más ecológicos y sustentables.

 

 

 

Itaipú Binacional invertirá en la primera línea de respuesta del servicio público de salud: las Unidades de Salud Familiar.

La importancia de esta inversión, eje de Responsabilidad Social de esta administración, fue destacada durante la Jornada con Directores Regionales de Salud y Gobernaciones, organizada por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, que se inició ayer y concluye hoy.
La Binacional financiará la contratación de servicios para la construcción, readecuación y ampliación de Unidades de Salud Familiar (USF) en los departamentos de Concepción y San Pedro. El proceso licitatorio se lanzó el pasado 14 de setiembre.

En este sentido, el doctor Juan Carlos Portillo, del Ministerio de Salud, afirmó que es fundamental potenciar la atención primaria de la salud a nivel nacional y calificó a la ITAIPU como aliada estratégica, ya que sus acciones sociales en materia sanitaria trascienden su área de influencia.
“Se realizó una evaluación situacional y se encontró que no solo falta duplicar el número de USF; sino, las que ya están, que son un poco más de 800, requieren algún tipo de intervención, a fin de volverlas más funcionales y resolutivas. Con ayuda de ITAIPU estamos empezando el fortalecimiento de la estrategia de la atención primaria de salud”, comentó el galeno. 
Con las USF fortalecidas se busca que las personas de escasos recursos accedan al sistema sanitario, hagan sus chequeos médicos correspondientes y, en lo posible, se detecten a tiempo los problemas de la salud en los pacientes, sin salir de sus respectivas comunidades. 
El doctor Portillo aclaró que con una USF bien constituida se puede resolver hasta el 80% de los problemas de salud de la población de su área, sin necesidad de que el paciente salga de su territorio.
El acto de apertura estuvo a cargo del ministro de Salud Pública, Dr. Julio Mazzoleni, quien brindó detalles de las estrategias asumidas a nivel gubernamental y agradeció a la ITAIPU Binacional por el apoyo para el fortalecimiento de la salud pública.