foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
Bienvenidos a Green Tour Magazine


Edición N° 2

Arroyo Mburicao

Leer mas

Edición N° 8

Energía renovable

Leer mas

Edición N° 7

Expo Green IV Edición

Leer mas

Edición N° 6

Guacamayos

Leer mas

Constantemente  se dice que la educación ambiental es muy importante, pero ¿Acaso no son suficientes las actividades de los programas de conservación, los trabajos de campo, la denuncia de delitos como la caza furtiva o la tenencia ilegal de animales silvestres como mascotas? Por supuesto que son acciones claves, pero no, no son suficientes. La educación juega un papel muy importante a la hora de hablar de conservación.

“Lo que se conoce se valora y lo que se valora se cuida”

Este es uno de los lemas del Programa de Conservación del Jaguarete en el Chaco. Todas las acciones mencionadas al principio, no serían posibles si no existiera un conocimiento previo de la realidad actual. En este caso en particular, nos referimos a la situación del jaguarete. Cuanta más información se genere y trasmita sobre la misma, más personas podrán tomar conocimiento y accionar al respecto.

Los medios de comunicación -revistas, periódicos, radios, canales de televisión, internet, etc.- también juegan un papel determinante a la hora de generar conciencia. Estos tienen la capacidad no solo de difundir, sino de masificar una causa. Tal fue el sonado caso acerca del proyecto de prospección del Cerro León en el año 2015, en donde se quería estudiar las rocas del lugar para posteriormente extraerlas. Los medios de comunicación masificaron la causa, la gente tomó conocimiento y pudo actuar en base a ese conocimiento. 

El arma más poderosa

Nelson Mandela, ganador del premio Nobel de la Paz en 1993, dijo la famosa frase “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. 

Del mismo modo como ocurrió en el caso del Cerro León, es necesario que la sociedad tome conocimiento acerca del jaguarete y su estado crítico, es necesario que pasemos la información y que las personas hagan suya esta causa. El conocimiento es poder.

Es triste ver que tanto jóvenes como adultos desconozcan la fauna autóctona de nuestro país. En Paraguay, la figura del “león guaraní” es muy inspiradora. Pero lo cierto es que el león no es un animal propio de nuestro país, ni siquiera del continente americano. En contraste, el jaguar es netamente americano, y tan autóctono que hasta su nombre popular –jaguarete- proviene del guaraní.

Todos podemos plantar las semillas

La educación ambiental es una de las puntas de lanza del Programa de Conservación del Jaguarete en el Chaco. Este programa viene realizando distintas actividades de concienciación en instituciones educativas, con enfoque socioambiental y en lugares públicos estratégicos a través de charlas y exposiciones, así como también acciones de difusión con apariciones en medios televisivos, radiales y escritos.

El programa hace énfasis en la importancia de plantar la semilla de la conservación en los más pequeños así como en la importancia de saber comunicar las actividades que uno realiza, e inclusive, en la importancia de  planificar con miras a asegurar la continuación de esas acciones en las localidades, aun cuando los primeros impulsores ya no estén participando de las mismas. Es decir, planificar actividades educativas sostenidas en el tiempo por sus actores locales.

Otra de las herramientas poderosas de hoy en día son las redes sociales, pues están al alcance de todos y nos permiten llegar a un gran público de manera sencilla y rápida. Si cada uno invierte un poco de su tiempo en seguir y apoyar a organizaciones ambientales y compartir las informaciones publicadas por estos, cada persona se convierte en un agente de cambio.

Esparzamos las semillas en todas partes, tarde o temprano, algunas caerán en buena tierra y darán frutos.

Conocé más acerca del Programa de Conservación de Jaguarete en el Chaco ingresando a www.jaguarete.org.py. También podés seguirlo en sus redes sociales, Facebook: @ProgramaJaguarete, Instagram: @Programa_Jaguarete y Twitter: @Jaguarete_PCJC